viernes, 11 de febrero de 2011

Arrendamiento financiero, Leasing

El contrato de leasing, desde un punto de vista económico, se asemeja a una compraventa, y por ello debe contabilizarse como tal.
Así, según establece el PGC, el arrendatario desde el primer momento registrará un activo, según su naturaleza, según se trate de un elemento del inmovilizado material o intangible, al tiempo que reflejará un pasivo financiero por la deuda contraída.
El importe por el que figurará el activo será el menor entre:
  • El valor razonable del activo arrendado.
  • El valor actual de los pagos mínimos acordados durante el plazo del arrendamiento, incluido el pago por la opción de compra, cuando no existan dudas razonables sobre su ejercicio. El valor actual de los pagos se calculará al inicio del contrato.
Registro contable:


  • Por la firma del contrato de leasing:
Debe



Haber

Inmovilizado material (21x)





a
Acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo (174)



a
Acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo (524)



  • Por el pago de cada cuota:
Debe



Haber

Acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo (524)




Intereses de deudas (662)
a
Bancos e instituciones de crédito c/c a la vista, euros (572)



  • Reclasificación de la deuda de largo a corto plazo:
Debe



Haber

Acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo (174)





a
Acreedores por arrendamiento financiero a largo plazo (524)



  • Por la amortización anual: (calculada en función de la vida útil del bien, no a la duración del contrato).
Debe



Haber

Amortización del inmovilizado material (681)





a
Amortización acumulada del inmovilizado material (281)